Seguimos con nuestra serie de artículos sobre cómo tratar tus datos , y nos centraremos en un último criterio: la unificación o eliminación de datos repetidos.

 

¿Porqué necesitas unificar tus datos?

La unificación permite simplificar la gestión de tus bases y ayuda a lograr los siguientes objetivos:

  • Conocer mejor a tus usuarios.
  • Reducir los datos duplicados.
  • Reducir los costes de tratamiento.
  • Reducir el tamaño de las bases.

 

¿Cuál es el origen de los datos duplicados?

Tener datos duplicados en tu base es un claro indicador de la baja fiabilidad de tus procesos de captación o adquisición.

Para resolver las duplicidades detectadas, has de seguir los siguientes pasos:

  • Detectar las fuentes de adquisición actualmente activas (formularios, servicios externos, importaciones, …).
  • Revisar dichas fuentes y la lógica aplicada durante la adquisición para determinar cómo está afectando a tus bases.
  • Aplicar las medidas correctivas necesarias para asegurar que en el futuro no se detectan los mismos problemas de fiabilidad.

 

¿Cómo unificar tus datos correctamente?

La unificación depende completamente de los criterios aplicados durante el proceso. Dichos criterios pueden variar de una base a otra y dependen completamente de los objetivos para los cuales se está creando la base.

No es lo mismo captar una base para realizar una acción de Telemarketing o captar clientes desde una tienda online. Los campos prioritarios en cada caso pueden ser muy diferentes. Para una campaña de Telemarketing, el teléfono fijo o móvil puede ser determinante para evitar duplicidades y para una tienda el correo electrónico es el campo clave.

Es posible que sea necesario concatenar diferentes criterios de deduplicación para unificar registros duplicados. Podría ser interesante unificar además por los siguientes criterios:

  • Dirección postal
  • Nombre y apellidos
  • Nif

Has de tener claro los criterios o campos por los cuales realizarás la unificación. Un cambio en los criterios de unificación puede dar lugar a una base completamente diferente, afectando a las posteriores acciones realizadas.

 

¿Qué otros aspectos pueden afectar en la unificación?

Si quieres lograr un buena unificación de tus bases, los valores de los campos han de estar normalizados previamente para asegurar un buen resultado.

Limpiar o formatear los valores de los campos utilizados es básico para asegurar que los datos en origen tienen la mínima calidad necesaria para iniciar la deduplicación.

Puedes obtener más información de la unificación leyendo la entrada Cómo tratar tus datos (I): Formato.

 

¿Qué veremos próximamente?

En el próximo capítulo revisaremos todos los criterios analizados de forma que entiendas rápidamente que opciones tienes para lograr la máxima calidad para tus bases de datos.

 

Atentamente,

El Equipo de UProc



¿Quieres explorar las herramientas?

Regístrate


¿Quieres hablar con un experto?

Reserva una demo